Noticias

Declaración de OIM y Naciones Unidas sobre travesías en el Mediterráneo

Una tragedia de proporciones épicas se está desarrollando en el Mediterráneo. Nosotros, los abajo firmantes*, instamos enérgicamente a los dirigentes europeos a que antepongan la vida, los derechos y la dignidad de las personas cuando lleguen a un acuerdo sobre la respuesta conjunta a la crisis humanitaria en el Mediterráneo. La Unión Europea se basa en los principios fundamentales de humanidad, solidaridad y respeto de los derechos humanos. Instamos a los Estados miembros de la Unión Europea a demostrar liderazgo moral y político mediante la adopción de un plan de acción integral y con visión de futuro centrado en estos valores.

OIM se une a la conmemoración del Día de las Víctimas

 

El 9 de abril ha sido institucionalizado en la Ley de Víctimas (Ley 1448 de 2011) como el Día de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado. La Organización Internacional para las Migraciones – OIM se une a las campañas que han emprendido las diferentes instituciones como el Centro Nacional de Memoria Histórica, la Unidad para las Víctimas, alcaldías, gobernaciones y las organizaciones sociales con el fin de visibilizar las iniciativas que se están desarrollando en diferentes regiones del país para contribuir a su dignificación, reconocimiento y memoria.

placeholder

Más de 2.300 desmovilizados adelantaron obras de reconciliación durante el 2014

El pasado año 2.360 personas desmovilizadas en proceso de reintegración construyeron puentes, renovaron parques y remodelaron escuelas, beneficiando así a más de 135 mil personas de 30 departamentos de Colombia. Durante el 2013 esta cifra fue de 987, lo cual implica un crecimiento superior al 100%. Se trata de acciones de servicio social para la reconciliación y el perdón coordinadas por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) y apoyadas por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Entre las comunidades beneficiadas por el trabajo de las personas en proceso de reintegración se destacan aquellas afectadas por el conflicto y con necesidades básicas insatisfechas. Por ejemplo, 22.669 (16,7%) son desplazados, 1.267 se identifican como comunidades indígenas, 1.885 tienen algún tipo de discapacidad física, 30.143 son menores de edad, 2.370 son adultos mayores y 1.564 son madres cabeza de familia.

“Al principio tuvimos mucha desconfianza pues los grupos paramilitares nos hicieron demasiado daño, desde desapariciones hasta secuestros y vacunas. Pero con el tiempo nos fuimos dando cuenta de que quienes vinieron a hacer las obras estaban comprometidos con un cambio de vida y eso nos hace pensar que el perdón sí es posible. Todos estamos muy agradecidos con la ayuda brindada” manifestó la Presidenta de la JAC del barrio Miramar de Buenaventura, Sonia Mesa, quienes fueron beneficiados por la construcción de tres puentes para unir a varios barrios construidos sobre palafitos.

“Para nosotros es fundamental que el país conozca estas acciones pues se trata de escenarios donde los desmovilizados en proceso de reintegración, de manera voluntaria y sin remuneración alguna, le apuestan a la reconciliación realizando obras de infraestructura o prestando servicios en comunidades vulnerables que han sido afectadas por el conflicto armado”, afirmó Alejandro Guidi, Jefe de Misión de la OIM Colombia.

Cinco departamentos concentran el 60% de la población desmovilizada que realizó acciones de servicio social a través de la alianza OIM, USAID y ACR. En primer lugar está Antioquia con 596 desmovilizados certificados, que equivalen al 25,2%; seguida de Córdoba con 302 (12,7%) y en la tercera posición está Huila con 210 (8.8%). Completan el grupo Santander con 155 (6.5%) y Magdalena con 146 (6.1%).

“Esta alianza representa la posibilidad de brindar un servicio que en realidad cause un impacto positivo en la comunidad, pues a través de ella se les entrega a las personas desmovilizadas las herramientas y materiales necesarios para reconstruir parques, centros culturales o espacios públicos que ayuden a mejorar las condiciones de vida de las comunidades más vulnerables”, apuntó Joshua Mitrotti, quien recientemente asumió el cargo de como Director General de la ACR.

“Esta es una forma de pedir perdón y de sentir que volvemos a ser parte de una comunidad, de una familia, pues esas son las cosas que uno más extraña cuando está en el monte. Yo ayudé a un centro de adultos mayores prestando servicios de enfermería porque eso es lo que me gusta y lo que sé hacer”, concluyó Adriana Rivas, una desmovilizada de las AUC y ahora enfermera que realizó su servicio social en Montería.

Las acciones de servicio social fueron reglamentadas por el Gobierno colombiano en el 2010 a través de la Ley 1424. Su finalidad es que los desmovilizados trabajen por la reconciliación con la comunidad que los recibió tras la dejación de armas y que pidan perdón por los daños causados en el pasado. En Colombia actualmente hay 56.541 personas desmovilizadas, de las cuales 21.229 se encuentran activas en el programa de reintegración del Gobierno y 8.068 ya cumplieron todos los requisitos para culminarlo exitosamente.

placeholder

La OIM hace un llamado a la calma y el respeto por los migrantes tras los ataques de París

 

La OIM exhorta a la calma tras el asesinato de 12 personas en la sede de Charlie Hebdo en París y observa con alarma las crecientes denuncias de violencia contra los migrantes y sus lugares de culto.

En un momento en que nunca antes el acto de emigrar hacia la seguridad había sido tan arriesgado, y en que la bienvenida concedida a los migrantes que huyen del peligro y la opresión pocas veces había sido tan áspera, la OIM observa con alarma los acontecimientos de París y más allá de esta semana.

Los actos abominables del miércoles se han condenado universalmente; no obstante, también hay que estar muy atentos a una posible reacción de pánico, desconfianza y odio.  Así como el mundo buscó un terreno común tras el 11 de septiembre de 2001, este es un momento de moderación, respeto y reconocimiento de la enorme contribución que los migrantes realizan a nuestra sociedad.

En la actualidad los migrantes no son invasores o intrusos. Muchas veces se trata de jóvenes que acaban de empezar su vida laboral y se les debe considerar como socios vitales de la población nativa; llenan vacíos en industrias donde la mano de obra es escasa; renuevan barrios en deterioro; y refuerzan los pagos públicos para los ancianos y desempleados y dejan en las arcas de los gobiernos mucho más riqueza de la que retiran.

De hecho, gran parte del mundo coincide en este punto de vista.  Este es el mensaje claro que transmite un informe próximo de la OIM, titulado How the World Views Migration y basado en un análisis de la última información generada por Gallup World Poll, una encuesta anual de adultos que se lleva a cabo en más de 140 países.  El informe revela que, con excepción de Europa, las personas suelen preferir que la inmigración en sus respectivos países se mantenga en su nivel o que aumente en vez de disminuir.

La mayor negatividad respecto a la inmigración se observa en Europa, donde las personas sostienen en su mayoría (52%) que los niveles de inmigración deben disminuir; en comparación, la cifra correspondiente para América del Norte es el 39%.

“Hemos presenciado con consternación que los corazones se endurecen hacia los inmigrantes y que las comunidades comienzan a enfrentarse entre sí”, declaró el Director General de la OIM, Embajador William Lacy Swing.  “El mundo nos está mostrando que hay que adoptar una postura honorable.  Nuestra investigación con Gallup refuerza este mensaje.  Después de cuatro siglos como emisor importante de migrantes en el mundo, Europa se está adaptando a ser el destino del mundo; eso es inevitable y no debe ser conflictivo.”

La OIM observa con tristeza la creciente animadversión contra los inmigrantes en Europa en años recientes y nota que estos se pueden convertir fácilmente en chivo expiatorio de los temores de la población en momentos de alto desempleo.  La libertad de circulación dentro de Europa también puede dar lugar a la percepción errónea de que la migración está fuera de control.

Fuente: OIM Organización Internacional para las Migraciones -Suiza