Proyectos destacados

  1. Proyecto piloto de tierras en los nuevos territorios de paz

La OIM en el marco de la intervención del piloto de tierras, desarrollada en los cinco departamentos (Atlántico, Bolívar, Caquetá, Guaviare y Magdalena) de los Nuevos Territorios de Paz ha implementado acciones que apuntan a contribuir al adecuado ordenamiento territorial y el desarrollo rural como aporte a la paz del país, en zonas emblemáticas y de poca presencia del Estado, creando confianza y dejando capacidades técnicas y políticas instaladas. La OIM a través de acciones de coordinación interinstitucional ha creado una red de trabajo tanto a nivel central, como territorial para el aporte a cada uno de los resultados, generando compromisos en la institucionalidad y los participantes para garantizar el sostenimiento de la acción y la terminación de los procesos por parte de las instituciones que tienen la competencia jurídica y política.

El objetivo de este proyecto es promover la tenencia, acceso, ordenamiento y uso del territorio de manera segura, sostenible y democrática para mitigar conflictos, en pro del desarrollo y la paz de acuerdo al contexto y necesidades específicas de los nuevos territorios de Paz.

Los principales logros de este proyecto han sido:

• El montaje y apertura de la Unidad de Restitución de Tierras en Plato Magdalena.

• 550 inicios de procesos de formalización en el departamento de Caquetá con proyecto de seguridad alimentaria y buenas prácticas ambientales.

• Formulación de 3 reglamentos de uso en la zona del canal del Dique y Zona Costanera (Sato, Machado y Candelaria).

• Insumos técnicos para la realización por parte del INCODER de deslinde de la Ciénaga Real.

• 240 familias con Reconversión Productiva Silvopastoril en Caquetá y Guaviare

• 20 organizaciones de base fortalecidas para la participación en instancias locales.

 

  1. Desarrollo Rural con Enfoque Territorial (DRET)

El Proyecto Piloto de Desarrollo Rural con Enfoque Territorial – DRET es el resultado de la unión de esfuerzos entre el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Prosperidad Social, el DNP, la Agencia de Desarrollo Rural, las Gobernaciones de Cauca y Nariño, 20 alcaldías municipales de las microrregiones del centro y norte de Cauca y de Rio Mayo en Nariño, gremios, organizaciones de productores y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El DRET busca apoyar al Gobierno de Colombia en la planeación, diseño y ejecución de un nuevo modelo para el desarrollo rural en el marco de la nueva institucionalidad del sector rural y para la fase del posconflicto. Además, tiene como objetivo mejorar las condiciones sociales y económicas de 8.050 pequeños productores a través del incremento de la generación de ingresos y el apoyo a bienes públicos rurales; inició su operación en el año 2015 y finalizará en 2019.

Este proyecto es cofinanciado por las entidades territoriales, nacionales, sector privado y cuenta con el apoyo financiero del Gobierno de Canadá y los principales resultados esperados son:

  1. Aumentar la generación de ingresos de 4.025 pequeños productores agropecuarios.

  2. Mejorar el acceso a bienes públicos rurales para favorecer a 8.050 familias rurales.

  3. Apoyar la asociatividad (mujeres, grupos étnicos, jóvenes y campesinos) en función de las cadenas productivas priorizadas por el proyecto.

  4. Fortalecer la capacidad de las gobernaciones y alcaldías municipales para la planeación y ejecución de los Planes de Desarrollo Departamentales y Municipales con enfoque territorial en el periodo 2016-2019.

  5. Generar espacios y mecanismos de articulación de las entidades territoriales con la nueva institucionalidad de tierras y desarrollo rural en el marco del posconflicto (Agencia para el Desarrollo Rural, Agencia Nacional de Tierras y Agencia para la Renovación del Territorio).

 

  1. Jurisdicción agraria  

Como parte de su compromiso de avanzar en la estabilización de las comunidades rurales, la OIM hace parte de una mesa técnica liderada por entidades del gobierno colombiano como el Consejo Superior de la Judicatura, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el Ministerio de Justicia y la Mesa para la Defensa de los Asuntos Campesinos,  en el marco de la cual se han generado documentos que son insumo para la preparación de propuestas de camino a la creación de una jurisdicción agraria, o una justicia especializada en asuntos agrarios, considerando la necesidad de un sistema de justica como herramienta primordial para el sostenimiento de la paz en los territorios rurales.

Como parte de esta mesa, la OIM ha logrado:

  • La realización del Foro Nacional “Por una Jurisdicción Agraria en Colombia”.

  • La investigación: “Estructura de una propuesta de jurisdicción agraria en Colombia hoy”, los principales abordajes de esta investigación son:

  1. Revisión de los actuales debates sobre la justicia, desde el enfoque axiológico, la perspectiva procedimental, el acercamiento histórico-jurídico, la capacidad institucional y los niveles de coordinación necesarios para la gestión de dichos conflictos (históricos, étnicos, posesorios, sociales, económicos).

  2. Presentación de los elementos mínimos desde los campos de análisis de la investigación, para la construcción de un sistema de justicia agraria

En este marco, la OIM abre espacio para la discusión y revisión constante de esta temática que es estratégica para el sostenimiento de las condiciones de paz en los territorios rurales.

 

  1. Recuperación de baldíos indebidamente ocupados  

Contexto

En octubre del año 2012, se presentó un proyecto cuyo fin era coadyuvar a la política de restitución y reparación a víctimas del conflicto. Fue presentado por el Ministerio de Agricultura a la Presidencia de la República, a través del INCODER, en conjunto con la Superintendencia de Notariado y Registro (SNR)  y el Institutito Geográfico Agustín Codazzi (IGAC). Allí se aúnan los esfuerzos del INCODER, el IGAC y la SNR que pretenden la implementación de rutas para la restitución y reparación administrativa a víctimas.

Este proyecto, se centraba en la recuperación de tierras, como primer insumo para el restablecimiento de derechos de las víctimas y dotación de tierras a campesinos. Se plantea bajo la premisa de que el mayor despojado de sus tierras es el Estado colombiano, quien al recuperar sus tierras, podrá cumplir con sus fines, para con ellas dotar a víctimas y campesinos. Así mismo, se plateó la intervención masiva en procesos de titulación a población víctima retornada. 

El Proyecto

En este sentido, la OIM en el marco de un convenio de cooperación con el INCODER ejecutó el piloto de puesta en marcha del proyecto, cuya finalidad principal era prestar apoyo técnico para el desarrollo de la intervención masiva y por barrido en territorios afectados por fenómenos irregulares de la tenencia de la tierra, con el fin de aplicar procesos agrarios de saneamiento de la propiedad rural, con dos fines, recuperar baldíos de la nación y adjudicar baldíos.

 

Este piloto, deja como resultados la identificación y análisis de 592, predios presuntamente baldíos indebidamente ocupados o con algún indicio de tenencia irregular con un área de 571093 hectáreas, cuya individualización fue posible, con el estudio para la identificación de estos predios en los que se abordó un universo total de aproximadamente 2500 fundos.

Se alcanzó la recuperación jurídica de 27000 hectáreas dentro del proyecto[1], las cuales fueron recuperadas materialmente por el gobierno colombiano y se disponen hoy para programas de reforma agraria. 

 

Por su parte el proyecto, permitió identificar una metodología eficaz para la intervención masiva en el territorio a través de procesos de saneamiento de la propiedad, pero también las dificultades que representa este proceso a nivel local, dados los altos impactos que generan y las distintas consecuencias que se derivan, en términos de orden público por la resistencia de las comunidades a la acción del Estado para la recuperación de sus bienes. Todo esto, de cara al cumplimiento de los acuerdos.

 

Por su parte, la puesta en marcha del piloto para la intervención masiva en proceso de titulación masiva de predios rurales a población campesina, dio lugar al inicio de más de 4000 procesos, en cuya ejecución se recogen valiosas lecciones aprendidas, sobre las distintas dificultades que se presentan dada la indefinición en relación sobre los derechos sobre las tierras rurales, la falta de acceso a sistemas de información. En el marco de este proceso se entregaron 172 títulos de adjudicación de baldíos a campesinos y campesinas retornados en el Oriente Antioqueño.

 


[1] Los alcances del proyecto, sólo pretendían el acompañamiento en los procesos hasta el cierre de etapa probatoria.