Declaración de OIM y Naciones Unidas sobre travesías en el Mediterráneo

Una tragedia de proporciones épicas se está desarrollando en el Mediterráneo. Nosotros, los abajo firmantes*, instamos enérgicamente a los dirigentes europeos a que antepongan la vida, los derechos y la dignidad de las personas cuando lleguen a un acuerdo sobre la respuesta conjunta a la crisis humanitaria en el Mediterráneo.

 
La Unión Europea se basa en los principios fundamentales de humanidad, solidaridad y respeto de los derechos humanos. Instamos a los Estados miembros de la Unión Europea a demostrar liderazgo moral y político mediante la adopción de un plan de acción integral y con visión de futuro centrado en estos valores.
La respuesta de la Unión Europea tiene que ir más allá del actual enfoque minimalista del Plan sobre Migración de 10 puntos, anunciado por la Unión Europea el pasado lunes, que se centra principalmente en contener las llegadas de inmigrantes y refugiados a sus costas. Como principio fundamental, la seguridad, la necesidad de protección y los derechos humanos de todos los migrantes y refugiados deben ocupar el primer lugar de la respuesta de la UE. Los líderes de la UE deben ver más allá de la situación actual y deben trabajar en estrecha colaboración con los países de tránsito y origen tanto para aliviar el sufrimiento inmediato de los inmigrantes y refugiados como para abordar de manera más exhaustiva los diversos factores que los impulsan a recurrir a viajes tan desesperados por mar. El cumplimiento de estos puntos por sí solo no resolverá el problema de la inmigración irregular y podría aumentar los riesgos y los abusos a los que se enfrentan inmigrantes y refugiados.
Por lo tanto, alentamos a una acción audaz colectiva para ampliar la gama de medidas consideradas incluyendo las siguientes:

  • Poner en marcha de forma urgente y sin demora una operación de búsqueda y rescate robusta, proactiva y bien dotada de recursos, dirigida por los Estados, con una capacidad similar a la de Mare Nostrum y con una misión clara de salvar vidas.
  • Crear canales suficientes para una migración segura y regular, que contemplen espacio para trabajadores migrantes de baja cualificación y personas necesitadas de reunificación familiar, al igual que el acceso a protección cuando sea necesario, como alternativas seguras para que no tengan que recurrir a los traficantes ilícitos de personas.
  • Establecer un compromiso firme para recibir para el reasentamiento en la UE a un número considerablemente mayor de refugiados que el que permiten las cuotas actuales, y a una escala que tenga un impacto real, combinado con otros medios legales para que los refugiados puedan ponerse a salvo.
  • Reforzar los acuerdos de apoyo a los países que reciben la mayor cantidad de inmigrantes (Italia, Malta y Grecia) y distribuir la responsabilidad de manera más equitativa en toda la Unión Europea para salvar vidas y proteger a todos los necesitados.
  • Luchar contra la retórica racista y xenófoba que vilipendia a los migrantes y refugiados.

* FIRMANTES:

  • William Lacy Swing, Director General de la Organización Internacional para las Migraciones;
  • Peter Sutherland, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Migración Internacional y el Desarrollo;
  • António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados;
  • Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

 

  • Portavoces:

Leonard Doyle, Tel: 41 22 717 9589, Móvil: 41 79 285 71 23, Email: ldoyle@iom.int
Joel Millman, Tel: 41 22 717 9486, Móvil: 41 79 103 87 20, Email: jmillman@iom.int
Itayi Viriri, Tel: 41 22 717 9361, Móvil: 41 79 285 43 66, Email: iviriri@iom.int